jueves, 12 de diciembre de 2013

MUFFINS DE CHOCOLATE BLANCO Y NARANJA


Deliciosos y jugosos estos muffins que hice para el día de mi santo, y facilísimos de hacer.  Necesitamos:
  • 110 grs. de harina
  • 45 grs. de azúcar
  • 15 grs. de azúcar moreno
  • 1 c.p. de bicarbonato
  • 1 c.p. de levadura
  • 55 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 1/4 de c.p. de sal
  • ralladura de naranja
  • 1 chorrito de licor de naranja
  • 100 grs. de chocolate blanco
  • 125 ml. de leche
Mezclamos por un lado los ingredientes húmedos (leche, licor,  huevo, mantequilla y ralladura), por otro, los secos (harina, azúcares, sal, levadura y bicarbonato).  Añadimos los sólidos a los líquidos y ligamos bien.  Derretimos al baño María 75 grs. del chocolate y lo incorporamos a la mezcla.  Rellenamos las càpsulas de papel y metemos al frigorífico una hora más o menos.  Precalentamos el horno a unos 180º, sacamos la bandeja con los muffins del frigo, añadimos por encima, el resto del chocolate blanco e introducimos al horno, preferentemente sobre la rejilla, no la bandeja y horneamos unos 15-20 minutos.  Sacamos y dejamos enfriar sobre la rejilla antes de sacar de la bandeja.  Podemos comerlos tan cual, que están buenísimos o adornarlos con la ayuda de la manga pastelera, haciendo rosas de crema de chocolate blanco.

martes, 12 de noviembre de 2013

TARTA LOCA





Hace unos días preparé un dulce típico de Málaga, las locas, y como suele pasarme, me sobró relleno y cobertura como para otra tanda pero como no tenía más hojaldre pensé: “¿Por qué no hago una tarta?”  Y me puse manos a la obra.



Estos fueron los ingredientes:



Para el bizcocho:



·         200 grs. de harina

·         1 sobre de levadura

·         4 huevos

·         200 grs. de azúcar

·         1 c.s. de esencia de vainilla



Aunque cada un@ puede hacer el bizcocho que más le guste.



Para la crema pastelera:



  • 1/2 litro de leche
  • cáscara de medio limón
  • 120 grs. de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 50 grs. de maizena
  • 30 grs. de mantequilla 

Para la yema tostada:



  • 200 ml. de agua
  • 150 grs. de azúcar
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • colorante
  • 3 huevos
  • otros 100 grs. de azúcar
  • 40 grs. de maizena

Empecé separando claras de yemas y batiendo las primeras a punto de nieve. Reservé.  En un recipiente hondo batí las yemas con el azúcar hasta que aumentaron de volumen.  Añadí la esencia de vainilla y la harina más la levadura, tamizadas poco a poco.  Engrasé y enhariné un molde de 23 cm. y vertí la mezcla.  Horneé en el horno, precalentado a 180º.  Una vez hecho, lo saqué y dejé enfriar sobre la rejilla


Totalmente frío, lo dividí en dos discos y procedí a montar la tarta: primer disco+crema pastelera+segundo disco+yema tostada.  Con ayuda del soplete, quemé la yema tostada y ya tenía lista mi TARTA LOCA.


¡OJO, QUE LAS CANTIDADES DE CREMA PASTELERA Y YEMA TOSTADA DIERON PARA LAS LOCAS Y PARA LA TARTA!



martes, 18 de junio de 2013

BROWNIE DE CHOCOLATE, CAFÉ Y BAILEYS



En casa nos encanta el brownie pero no puedo añadirle frutos secos ya que mi hijo mayor es alérgico a éstos, así que los suelo suplir con otros ingredientes que le dan un toque particular y personal, esta vez, café y baileys.  Para este delicioso brownie necesitamos:

100 grs de chocolate negro
100 grs. de mantequilla
4 huevos
75 grs. de azúcar normal
30 grs. de cacao en polvo
½ cucharadita de sal
100 grs. de harina
1 tacita de baileys
1 taza de café

Empezamos derritiendo el chocolate negro con la mantequilla bien al microondas, bien al baño María. Dejamos que entibie.

En un bol mezclamos los huevos con el azúcar, batimos hasta que doblen, bajamos la velocidad de la batidora, añadimos la sal,  la mitad de la harina y la mitad del chocolate en polvo y la taza de café, batimos, terminamos de añadir la otra mitad de la harina y el chocolate y el baileys.  Volvemos a batir y vertemos en un molde tipo plumcake forrado con papel de hornear.

Introducimos en el horno precalentado a 180º durante 15-20 min. (según horno, yo siempre tengo que hacer la prueba del palillo). Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar.

A la hora de tomar, esta vez lo serví acompañado de una bola de helado de vainilla, sirope de chocolate y cubitos de almendra crocanti.

domingo, 9 de junio de 2013

BROWNIE DE NARANJA

Tomando como base el brownie del reto cocinillas del mes de marzo, tuneé un poco la receta para hacer este delicioso brownie para celebrar mi cumple con mi familia y mis compis del trabajo.
Necesité:
  • 150 grs. de mantequilla
  • 1 tableta de chocolate negro
  • 4 huevos
  • 1 chorro de licor de naranja
  • 150 grs. de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 pizca de sal
  • azúcar glass
  • ralladura de naranja
 
 
Para empezar, derretí al baño maría la mantequilla con el chocolate, dejé atemperar.  En un bol grande batí los huevos con el azúcar y la pizca de sal, añadí la harina y el chocolate en polvo tamizados, ligué bien y para terminar, añadí el chocolate derretido.

Vertí la mezcla en una rustidera cubierta con papel de hornear e introduje en el horno precalentado a 170º por unos 30-45 min. aprox.  Saqué del horno, dejé enfriar, desmoldé y espolvoreé por encima con azúcar glass y ralladura de naranja.

¡Duró dos asaltos!

jueves, 4 de abril de 2013

LA BOUGANVILLA QUE SE ESCAPÓ DEL BLOG...PARA CONVERTIRSE EN BROCHE


¿Habéis visto que cosita más linda? Mi bouganvilla repostera se ha escapado del blog convertida en un precioso broche que luce superchulo en cualquier chaqueta.  Me lo ha regalado mi compi María Jesús, que es un crack elaborando bisutería y cositas lindas para nosotras.  Ella dice que es porque las hace con mucho cariño y yo creo que es verdad, tanto, tanto que hasta me ha sacado más canija.  ¡Millones de gracias, Chus!




¡Anda que no voy yo a presumir ni ná con mi broche!

Si queréis ver y adquirir las preciosidades que hace mi amiga, no os quedéis sin visitar el Mercadillo Artesanal de todos los primeros domingos de mes en El Palo. Además de sus trabajos, seguro que encontraréis eso tan especial que estáis buscando en cualquiera de los puestos allí montados.  Os recomiendo también el de mi amiga Liliana Lunares, es una preciosidad.



domingo, 31 de marzo de 2013

BROWNIE CON GALLETAS Y CREMA DE CARAMELO





Tercer reto del grupo Cocinillas de Facebook, esta vez una receta dulce y muuuuuuuy rica: Brownie con galletas y crema de caramelos de nuestra amiga Lorraine Pascale. 



Es una receta bárbara, o por lo menos, eso me parece a mí, que me encantan el brownie desde que lo probé en la boda de mi amiga Maite.  La única penita que tengo es que nunca puedo ponerle ni nueces ni ningún tipo de fruto seco ya que uno de mis hijos es alérgico y con estas cosas hay que gastar mucho cuidaíto.  Lo bueno de esta receta es que lleva galletas tipo oreo, lo que de da un toque diferente, aunque yo también he añadido un ingrediente más que desvelaré más adelante, amén de que he versionado a mi avío más que nada por echar mano de los ingredientes que tenía en la despensa, a saber:


·         160 grs. de mantequilla

·         200 grs. de chocolate negro

·         4 huevos

·         2 cucharadas de esencia de vainilla

·         165 grs. de azúcar moreno

·         2 cucharadas soperas de harina

·         1 cucharada sopera de chocolate Valor

·         Una pizca de sal

·         100 grs. de galletas tipo oreo

·         Azúcar glass para decorar y…

·         ¡¡¡UN PUÑADO DE NUBES!!!


Sí, nubes de chuches, de esas rosaditas, golosas, golosas, aunque podrían emplearse de cualquier tipo.


Para empezar, en un cazo al baño María, derretí la mantequilla con el chocolate, dejé que entibiara.


En un recipiente incorporé los huevos con la esencia de vainilla y batí hasta hacer espuma.  Añadí el azúcar moreno en dos veces.


Añadí la harina, el chocolate Valor y la sal, ligué bien y, para terminar, añadí el chocolate derretido.  


Cuando todo estuvo bien ligado, añadí las galletas oreo troceadas (guardé unas cuantas para adornar por encima) y las nubes cortadas en trocitos.  Mezclé bien con la ayuda de una espátula.


Forré una rustidera con papel de hornear y vertí toda la mezcla anterior, nivelé, coloqué las galletas que tenía reservadas y metí en el horno, precalentado a 180º.  En horno normal, en 30 minutos más o menos, está listo; en el mío, un poco más, así que la técnica de la aguja…


Una vez listo, lo saqué y lo dejé enfriar sobre la rejilla.  Una vez frío, espolvoreé con azúcar glass, lo pasé al plato de presentación y lo fui cortando en trocitos para comer.  No os podéis imaginar cómo olía no sólo la cocina, sino toda la casa, ¡a gloria bendita! Y el toque esponjosito de las nubes, ni os cuento, ¡uhmmmmm!



Esta ha sido mi versión de este brownie delicioso, si no queréis perderos las maravillas que han hecho el resto de mis compis, no tenéis más que pinchar en los siguientes enlaces para seguir disfrutando:


Espero que disfrutéis a tope.

miércoles, 20 de marzo de 2013

TARTA DE SAN MARCOS (PARA SAN JOSÉ)





Postre delicioso para el Día del Padre, a priori bastante tareoso de hacer pero al final como que no, simplemente es cuestión de organizarse bien.


Vamos a hacer varias cosas: un bizcocho, almíbar para bañarlo, dos rellenos (uno de nata montada y otro de nata trufada) y una cremita de yema tostada, que al final se unirán para formar un todo realmente golosón.


Empezamos por el bizcocho: es la parte un poco especial de mi receta porque, como ya he comentado alguna vez, entre mi horno y yo existe una relación amor-ODIO (la última con mayúsculas) un tanto especial. Somos como esos matrimonios de jubilados que van siempre juntos y siempre van peleando.  Así que un bizcocho normal de cuatro huevos, 100 grs. de harina y 100 grs. de azúcar pasaron a convertirse en:


·         10 huevos (sí, no leéis mal)

·         250 grs. de harina

·         250 grs. de azúcar


con el único interés de que saliera un bizcocho medio decente en un molde desmontable de 23 cms.  Estoy completamente segura que vuestros hornos son más fieles que el mío, así que sólo es cuestión de ir probando.


Primero separé las yemas de las claras.  Batí las primeras con el azúcar hasta que blanquearon y aumentaron de volumen. Añadí poco a poco la harina tamizada y ligué bien.


Batí las claras a punto de nieve fuerte, con una cucharadita de cremor tártaro.  Las incorporé a la mezcla anterior con una paleta y movimientos envolventes suaves.


Vertí en el molde, previamente encamisado y horneé en el horno precalentado a 180º hasta que al pinchar la aguja, salió seca (sin dejar que el bizcocho se dorara y quedara más bien blanquito).


Mientras se horneaba el bizcocho preparé lo demás:

-      En un cazo puse a calentar un vaso de agua con 100 grs. de azúcar, media ramita de canela y un trozo de piel de limón.  Al romper a hervir añadí medio vasito de brandy y dejé que redujera un poco.  Aparté y dejé enfriar.

-      Hice la nata montada: en el vaso de la batidor bien frío batí hasta montar 200 ml. de nata con 75 grs. de azúcar.  Una vez lista, reservada en el frigo.

-      Hice la crema trufada: igual que la anterior, pero añadiendo 2 cucharadas soperas de cacao en polvo una vez estuvo montada la nata. Igualmente, reservada en el frigo.

-      Llegó el turno de la crema de yema: en un cazo puse a calentar 75 ml. de agua más 125 grs. de azúcar, dejé que cociera unos 5 minutos y puse a enfriar.  En un bol, batí cuatro yemas de huevo con 80 grs. de maicena, bien ligada, e incorporé al almíbar (ya frío) y calenté de nuevo, sin parar de remover, a fuego suave hasta que espesó.  Aparté y dejé enfriar.

Una vez con el bizcocho horneado, frío y desmoldado, procedí a cortarlo en tres discos con la ayuda de una segueta de pastelería.  Coloqué el primer sobre el plato de presentación, lo bañé con el almíbar y puse la primera capa de relleno: la de nata montada.

Coloqué encima el segundo disco, bañé de nuevo con el almíbar y puse la capa de crema trufada.

Coloqué el último disco, bañé con el almíbar y cubrí con la yema tostada.  Espolvoreé por encima con azúcar, que quemé con la ayuda del soplete.  Monté 200 ml. de nata con 2 cucharadas de azúcar y cubrí el contorno de la tarta; para terminar, también cubrí los laterales con almendra crocanti y coloqué unos bombones de adorno.

¡Qué parrafada, ¿verdad?! Pero el esfuerzo vale la pena, la tarta estaba no solo espectacular (pedazo de bizcochón que me salió), sino que además, estaba bueníííííísima.


domingo, 3 de marzo de 2013

CUPCAKES DE CARAMELO



Ayer fue el cumple de Irene, cumplió 2 añitos y el miércoles es el cumple de su mami, Cinthia, que cumple unos pocos más.  He querido obsequiarles con estos cupcakes decorados, ya que Cinthia es muy golosa y siempre le echa piropos a mis recetas, espero que les gusten, la verdad es que están riquísimos, ¡cómo no si la recetilla viene de la mano de Alma (Objetivo: Cupcake perfecto)! , aunque yo he variado un poquito las cantidades, a saber:

Para los cupcakes:

100 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 huevos L
270 grs. de harina
1 cucharadita y media de levadura Royal
120 ml. de leche semidesnatada
2 cucharaditas de esencia de vainilla
3 cucharadas de dulce de leche

Empezamos batiendo el azúcar con la mantequilla hasta que blanquee, añadimos los huevos uno a uno.  Tamizamos juntas la harina y la levadura, añadimos la tercera parte a la mezcla de los huevos, integramos, añadimos la mitad de la leche (a la que le habremos añadido la esencia de vainilla), después otra tercera parte de la harina, el resto de la leche y, por último, el resto de la harina.  Para terminar, añadimos el dulce de leche y ligamos todo bien.

Colocamos las cápsulas de magdalenas en la bandeja de cupcakes y las llenamos unas 2/3 partes.  Metemos en el horno, precalentado a 180º, y horneamos unos 20-30 min. o hasta que al pinchar con una aguja, ésta salga seca.

Sacamos y dejamos enfriar sobre la rejilla.  Mientras enfrían vamos a hacer la buttercream de merengue suizo de caramelo.  Necesitamos:

3 claras de huevo a temperatura ambiente
200 grs. de azúcar
300 grs. de mantequilla muy a temperatura ambiente
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de cremor tártaro
3 cucharadas de dulce de leche

Calentamos agua en una cacerola, hasta unos 60º aprox., incorporamos las claras y el azúcar en un recipiente y lo ponemos al baño maría dentro de la cacerola. Manteniendo el agua a la misma temperatura, no paramos de remover con las varillas hasta que el azúcar se disuelva.  Una vez haya pasado esto (unos 3-4 minutos), sacamos, añadimos la esencia de vainilla, el cremor tártaro y montamos a velocidad fuerte, con las barillas.  Cuando salgan picos suaves y el recipiente deje de estar caliente, vamos añadiendo poco a poco la mantequilla, no paramos de batir, aunque la mezcla se nos venga abajo o se corte, no pasa nada, hay que seguir removiendo hasta conseguir que el merengue monte a punto de nieve fuerte; esto nos ocurrirá en unos 10 minutos, más o menos.  Añadimos el dulce de leche e integramos bien. Una vez tengamos el merengue listo, lo pasamos a una manga para decorar los cupcakes con la ayuda de la boquilla que más os guste. Ya sólo nos queda disfrutar del increíble sabor de estos deliciosos cupcakes.

domingo, 24 de febrero de 2013

TARTA DE CRÈPES CON CREMA DE CHOCOLATE A LA NARANJA Y DULCE DE LECHE




24 de febrero, San Sergio, hoy es el santo de mi hijo y como aparte de los gofres es un loco de las crèpes quise sorprenderle con esta rica Tarta de crèpes con crema de chocolate a la naranja y dulce de leche.

Para la crema de chocolate necesité:

·         175 grs. de chocolate de cobertura (usé de la marca Aro, del Makro)
·         400 ml. de nata de cocinar
·         Un buen chorrete de licor triple seco

En un cazo herví un poco el licor para que evaporara el alcohol, añadí la nata y después, el chocolate.  Con las barillas removí hasta su completa disolución y dejé que espesara sin dejar de remover, aparté y dejé enfriar.

Para las crèpes necesité:

·         Media docena de huevos
·         1 taza de harina y algo más
·         200 ml. de nata
·         100 ml. de leche
·         2 cucharadas de esencia de vainilla
·         Media cucharadita de sal
·         2 cucharadas de azúcar glass

En un recipiente hondo incorporé todos los ingredientes y batí con las barillas, fui añadiendo harina hasta que la mezcla quedó líquida pero espesa.  La taza que utilicé como medida es la de desayuno, de unos 200 ml. de capacidad.  Dejé reposar un ratito.

En un sartén antiadherente derretí un poco de mantequilla, agregué un poco de la mezcla, moviendo la sartén en círculos para que ocupara toda la superficie, dando forma a la crèpe.  Una vez hecha por un lado, le di la vuelta para que se hiciera por el otro.  Aparté en un plato.  Así hice todo el resto de crèpes hasta agotar la mezcla, me salieron 12.  Para que no se pegaran a la sartén, pincelaba con mantequilla derretida antes de hacer cada una.


Una vez con todo listo, crépes, crema de chocolate y dulce de leche , procedí al montaje de la tarta: en el plato de presentación: puse una crèpe, la cubrí con crema de chocolate, otra crèpe, dulce de leche,…. y así fui intercalando hasta utilizar todas las crèpes.  Terminé cubriendo por encima y alrededor con el resto de la crema de chocolate, espolvoreé cacao en polvo por encima y adorné con unas avellanas caramelizadas.


Está divina de la muerte, vamos, para golosos empedernidos.